Dirección

Condado Santa María, zona 3, Quetzaltenango. Guatemala, C.A.

Teléfono

+502 7795-8900

Diferentes tipos de cirugías para dejar de usar lentes

¿Estás cansado de usar lentes y quieres saber qué opciones tienes para mejorar tu visión? En este artículo te vamos a explicar los diferentes tipos de cirugías para dejar de usar lentes que existen y cómo pueden ayudarte a ver mejor.

Los lentes son una solución práctica y económica para corregir problemas de visión como la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía. Sin embargo, muchas personas se sienten incómodas o limitadas al usarlos, ya sea por cuestiones estéticas, de comodidad o de seguridad.

Por suerte, la tecnología médica ha avanzado mucho en los últimos años y hoy en día existen procedimientos quirúrgicos que pueden corregir la forma del ojo y eliminar la necesidad de usar lentes. Estas cirugías se conocen como cirugías refractivas y se realizan con láser o con implantes intraoculares.

Tipos de cirugías refractivas con láser

Las cirugías refractivas con láser son las más populares y las que tienen menos riesgos y complicaciones. Consisten en modificar la curvatura de la córnea, que es la capa transparente que cubre el iris y la pupila, para que los rayos de luz se enfoquen correctamente en la retina.

Existen varios tipos de cirugías refractivas con láser, pero las más comunes son:

LASIK

Es la más conocida y la más realizada. Consiste en levantar una fina capa de la córnea (flap) con un microqueratomo o un láser femtosegundo, aplicar el láser excimer para remodelar el tejido corneal y luego reponer el flap. Es un procedimiento rápido, indoloro y con una recuperación muy rápida. Se puede corregir desde -10 dioptrías de miopía hasta +4 de hipermetropía y 6 de astigmatismo.

PRK

Es similar al LASIK, pero sin levantar el flap. En su lugar, se retira la capa más superficial de la córnea (epitelio) y se aplica el láser excimer directamente sobre el estroma corneal. Es una opción para personas con córneas delgadas o irregulares que no son candidatas al LASIK. Tiene una recuperación más lenta y dolorosa que el LASIK, pero ofrece resultados similares. Se puede corregir desde -6 dioptrías de miopía hasta +6 de hipermetropía y 6 de astigmatismo.

SMILE

Es una técnica novedosa que consiste en crear un pequeño disco de tejido corneal (lenticule) con un láser femtosegundo y extraerlo a través de una pequeña incisión en la córnea. De esta manera se cambia la forma de la córnea sin levantar el flap ni retirar el epitelio. Es una opción para personas con miopía moderada a alta (hasta -10 dioptrías) y astigmatismo leve a moderado (hasta 5 dioptrías). Tiene una recuperación más rápida que el PRK y menos riesgo de complicaciones que el LASIK.

Tipos de cirugías refractivas con implantes intraoculares

Las cirugías refractivas con implantes intraoculares son una alternativa para personas que no son candidatas a las cirugías con láser, ya sea porque tienen una graduación muy alta, una córnea muy delgada o irregular, o alguna otra condición ocular que lo impida.

Estas cirugías consisten en colocar una lente artificial dentro del ojo, ya sea entre la córnea y el iris (lente fáquica) o sustituyendo al cristalino natural (lente pseudofáquica). Estas lentes pueden corregir los defectos refractivos y mejorar la calidad de la visión.

Existen varios tipos de cirugías refractivas con implantes intraoculares, pero las más comunes son:

ICL

Es la abreviatura de implante de lente colamerato, que es un tipo de lente fáquica biocompatible que se inserta en la cámara posterior del ojo, detrás del iris y delante del cristalino. Es una opción para personas con miopía alta (hasta -18 dioptrías), hipermetropía alta (hasta +10 dioptrías) y astigmatismo alto (hasta 6 dioptrías). Tiene la ventaja de que no altera la estructura del ojo y se puede retirar o reemplazar si es necesario.

RLE

Es la abreviatura de refractive lens exchange, que es un tipo de lente pseudofáquica que se implanta en el lugar del cristalino natural, que se extrae previamente. Es una opción para personas con presbicia o vista cansada, que es la pérdida de capacidad para enfocar de cerca que se produce con la edad. También se puede corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo con este tipo de lente. Tiene la ventaja de que previene la aparición de cataratas, que son la opacificación del cristalino.

¿Qué cirugía es la mejor para ti?

La elección del tipo de cirugía para dejar de usar lentes depende de varios factores, como tu edad, tu graduación, el estado de tu córnea, tu estilo de vida y tus expectativas. Lo más importante es que consultes con un oftalmólogo especializado que te haga un examen completo y te recomiende la opción más adecuada para tu caso.

En Centro Visión somos expertos en cirugías refractivas y contamos con el equipo más avanzado y el personal más cualificado para ofrecerte los mejores resultados. Si quieres saber más sobre las cirugías para dejar de usar lentes, contáctanos y te daremos una cita para evaluar tu visión y resolver todas tus dudas. ¡No esperes más y da el paso para mejorar tu calidad de vida!

Scroll to Top